Respiración

UNA MENTE BLANCA

Le decía a un amigo que mi mente está en blanco, que los pensamientos no vienen, que hoy, tener que escribir me genera ansiedad. Palabras que se cortan, que borro, que vuelvo a escribir, ideas que van y que vienen, muy poca claridad y ninguna capacidad para enlazar.

- Escribe sobre eso, sobre el blanco. 

- ¿Qué blanco?

- Sobre la importancia del silencio y el camino del blanco cuando tenemos ansiedad. 

El camino del blanco, directo hacia el silencio, hacia la mente sin color, sin pensamientos, sin juicios, sin miedos. El blanco de mi mente me lleva a conectar con mi poder y sabiduría interior. Con la paz que habita en mi corazón y en mi mente superior.

La mente del ego, la que piensa sin cesar, nos puede conducir a la ansiedad. Nos desvía hacia los pros y los contras, y con facilidad, nos puede engañar. La mente inferior es una manifestación de nuestra energía masculina. Dirige pensamientos como dardos y muchas veces lo hace sin ningún control. La mente nos conduce a la saturación, a la sobrecarga, a las punzadas en las sienes y la mochila en nuestras espaldas.

¿Quieres tomar una decisión? ¿quieres escribir? ¿quieres saber lo que te gustaría hacer? ¿quieres liberarte del miedo? ¿quieres? Entonces crea una mente blanca. El blanco es tu color.

El blanco te invita a soltar la cárcel de tus pensamientos, te abre la puerta de tu energía femenina, te devuelve el control. Con tu mente en blanco no hay ansiedad, puedes saber, escribir y decidir. En el blanco hay silencio, no hay nada y precisamente ahí, en la nada es donde encontrarás todo. 

La mente blanca te conduce a la perfección, te libera de la angustia, de cualquier manifestación de miedo, de carga o de necesidad. Crea silencio en tu mente. Ve dejando ir los pensamientos, suéltalos y siéntete cómodo con el vacío, con la incertidumbre, con la nada de tu interior. Crea una mente blanca para que las respuestas se te muestren. 

Cuando tengas ansiedad y necesites tomar una decisión, recuerda soltar la mente y dejarla sin color. El camino del blanco no te ofrece pros ni contras, no es un camino de acción. Es la pasividad de tu femenino que te puede conducir a la manifestación. Crear una mente blanca consiste en permitirte dejar ir todo aquello que estés pensando, todas tus mentalizaciones, creencias, etiquetas y juicios. El camino del blanco es el camino para tu expansión. 

El blanco y el silencio se despiertan al conectar con tu respiración. Haz la prueba. 3, 7, 21 días, toda la vida. Inhala y observa tu inhalación, exhala y observa tu exhalación. Pon toda tu atención en cómo se produce tu contacto con la vida. Solo observa. Inhala y observa tu inhalación, exhala y observa tu exhalación. Tus pensamientos entran, obsérvalos y déjalos ir. Estas creando silencio en tu interior. El color de tu mente se convierte en blanco. La serenidad aparece, la ansiedad se evaporó. 

Crea una mente blanca, deja ir el miedo, el limite y el control. 

Feliz presente,

Almudena Migueláñez

how-to-volunteer-with-buddhist-monks-3-1461922112.png